Los propietarios de oficinas, indefensos frente a las renegociaciones del alquiler

Las peticiones para renegociar los contratos se dispararon un 30% en mayo

La crisis del coronavirus ha provocado un aluvión de solicitudes para renegociar los contratos de alquiler de oficinas. Algunos inquilinos piden una moratoria o reducir el pago, pero otros muchos reclaman directamente la condonación de la renta durante varios meses. Ante el temor de perder a estos clientes, poco pueden hacer los propietarios de los espacios de trabajo, que se resignan a aceptar la mayoría de sus exigencias.

Ver cómo se marcha un inquilino puede salir muy caro en medio del apogeo del teletrabajo y las penurias económicas que están pasando muchas empresas. Este difícil entorno hace que sea muy complicado volver a ocupar una oficina que se haya quedado vacía, por lo que los propietarios se encuentran indefensos y prefieren perdonar la renta durante unos meses para mantener a sus clientes, según explican fuentes del sector.

El teletrabajo causará una fuerte contracción en el prolífico mercado de oficinas

Solo en mayo, las solicitudes de renegociación de contratos se han disparado un 30% mensual, de acuerdo con los datos de un estudio elaborado por la compañía de gestión inmobiliaria MVGM. Llama soberanamente la atención que la condonación de la renta sea la opción más demandada, una muestra de que la gran mayoría de las peticiones se realizan por razones económicas.

La mayoría de las reclamaciones provienen principalmente de inquilinos con ocupaciones inferiores a los 500 metros cuadrados, pero no son los únicos. También se están empezando a observar signos de debilidad en los clientes con superficies de más de 5.000 metros cuadrados, que están solicitando bonificaciones de renta.

Todas estas variaciones contractuales provocan una merma importante en las cuentas de las compañías de alquiler oficinas. Dentro del sector también existe cierto miedo a que esta situación se acreciente porque el grueso de los empresarios empiece a decantarse por que sus empleados trabajen indefinidamente desde casa para ahorrar costes.

¿HAN QUEDADO OBSOLETAS LAS OFICINAS FÍSICAS?

Desde MVGM reconocen la importancia que está adquiriendo el teletrabajo, pero rechazan que las oficinas físicas se vaya a quedar obsoletas. «Posiblemente, esta pandemia tenga un impacto significativo en la forma en que trabajaremos en el futuro. Sin embargo, las oficinas son y serán irremplazables como lugar de trabajo, aunque en un formato diferente, flexible y adaptado a las nuevas necesidades sociales», suscribe en su informe.

La misma opinión comparte la directora nacional Capital Markets Oficinas de CBRE España, Paloma Relinque. «El trabajo en remoto que se está produciendo en la actual coyuntura está siendo una solución para no congelar la actividad en un entorno donde la alternativa era no trabajar en absoluto, pero dista mucho de ser la forma ideal de teletrabajar», remarcaba hace unas semanas en declaraciones a este medio.

No obstante, como publicó ‘Bolsamanía’, es innegable que este nuevo paradigma va a provocar una fuerte contracción de la inversión y la contratación en mercado del alquiler de oficinas. Y los más afectados serán los espacios de ‘coworking’, que van a sufrir una drástica reducción en el número de clientes.

Fuente: bolsamania

Diseñado por IndianWebs